anterior siguiente ..1/5
ENTRANDO EN ORGAZ

Los seres que habitan tal villa tienen sonrisas
encaladas que transportan a otro tiempo, uniendo tradición y modernidad: unos ojos acechantes tras los visillos o El Calero que atónito presencia una escena de amor adolescente, entre luces y sombras.

Besos furtivos representantes de una generación.
Todos participantes de un mismo juego, en el que las trampas están permitidas. Pero... !cuidado! Recuerda esos ojos acechantes
tras los cristales...

Embriagados por el resplandor selénico de la luna llena, los jóvenes ocupan el verdor del parque y sueñan con lejanías y cotidianeidad en una danza báquica de ideas. Los más románticos sueñan con cambiar el mundo. Los clásicos se pierden en la oscuridad de metáforas y silogismos existenciales que no siempre son resueltos.


© 2009
arco de belén de orgaz