anterior siguiente . 1/1
ESTE MOMENTO

Sólo necesito este momento con vosotras, mi gente, para poder disfrutar. Disfrutar de verdad, eso que se convierte en algo tan complicado hoy en día. Necesitamos internete, por supuesto chicos, salir de nuestras casas y comentar como nos dan la brasa cada una de nuestras madres. Los fines de semana se complican más aún: tendríamos que conseguir bebida, ¿pero
quién nos la va a querer comprar si somos menores? Este viernes probamos en ese otro super, dicen que allí no te piden el carnet‚Ķ
En fin, la vida del adolescente, tan complicada‚Ķ pero nosotras sabemos que en realidad somos este momento. Somos estas sonrisas cómplices y estas miradas.

Toda nuestra realidad está en este instante. Porque la juventud tiene ese algo de inconsciencia, de eternidad (por ver el daño y la decadencia tan lejanos). Pero los adolescentes no queremos esa eternidad, que es tan sólo una barrera para la inseguridad, sino instantes
tranquilos en los que sepamos que no estamos siendo juzgados. El Socorro, en estas tarde-noches de verano, es el mejor sitio para escapar. Huir hacia ese rincón de verdad, de realidad.
Olvídense de los manidos tópicos de arriba. Todos nuestros gestos, nuestras acciones, incluso y con más razón las equivocadas, no muestran posibles carencias o defectos, nada tan extremo, sino el intermedio: ponen de relieve una continua y desesperada búsqueda.

La búsqueda de un momento como éste:
un instante así de luminoso en Orgaz
y con vosotras.


© 2009
paseo del socorro orgaz